QUISTE PILONIDAL

Podrás eliminar el quiste sin necesidad de heridas abiertas y con cicatrices mínimas. Además, experimentarás una recuperación rápida y apenas sentirás dolor.

pilonidal

¿Qué es el Quiste Pilonidal?

Es una afección que se caracteriza por la formación de un saco o cavidad debajo de la piel, específicamente en la parte superior del pliegue interglúteo, cerca del cóccix o el sacro (huesos en la parte inferior de la columna vertebral). Es más común en hombres jóvenes y puede ser dolorosa y molesta.

Esta afección se desarrolla a partir del crecimiento anormal del cabello y la acumulación de desechos de piel y suciedad en la zona. La fricción y la presión constante en esta área pueden causar irritación y una respuesta inflamatoria del cuerpo. Con el tiempo, esto puede llevar a la formación de un absceso o quiste lleno de pus, conocido como absceso pilonidal.

Los síntomas del quiste pilonidal pueden incluir dolor localizado, enrojecimiento, hinchazón y, en algunos casos, secreción de pus en la zona afectada.

Procedimiento para eliminar un quiste pilonidal

  1. Preparación: Antes de la cirugía, el paciente recibirá instrucciones sobre el ayuno y se le preparará para el procedimiento.

  2. Anestesia: Antes de iniciar la cirugía, se administrará anestesia al paciente para asegurar que esté cómodo y libre de dolor durante todo el procedimiento. 

  3. Incisión: Con el paciente anestesiado, el cirujano realizará una incisión a lo largo del sinus pilonidal, exponiendo el quiste.

  4. Drenaje y limpieza: El quiste pilonidal se drenará completamente para eliminar la acumulación de pus y desechos infectados. El área también se limpiará minuciosamente para eliminar cualquier tejido dañado o suciedad residual.

  5. Cierre primario: Una vez que el quiste se ha drenado y limpiado adecuadamente, se procederá a cerrar la herida utilizando suturas. Dependiendo del tamaño y la extensión del quiste pilonidal, el cierre puede realizarse mediante suturas simples o con técnicas más complejas, como cierres por planos.

  6. Curación y cuidados postoperatorios: Después de la cirugía, el paciente recibirá instrucciones sobre cómo cuidar la herida en casa y mantener una higiene adecuada para prevenir infecciones. Es posible que se prescriban antibióticos y analgésicos para facilitar la recuperación.

Con gusto te atenderé

Puedes solicitar una cita conmigo, evaluaré tu caso y te daré las soluciones para tu caso específico.

Suscríbete para recibir las últimas noticias

Constantemente publicamos información sobre el Sinus.

es_ES
Scroll al inicio